Otras reglas y costumbres vistorianas

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Otras reglas y costumbres vistorianas

Mensaje  lolitachan el Vie Abr 03, 2009 7:47 am

La Imagen

"(...) El siglo XIX elogiaba a las pieles muy pálidas. Las personas usaban en el rostro polvos blanco-lila para resaltar la blancura de la tez, y bebían vinagre y agua de cominos para aclarar su cutis. En contraposición con el tipo de mujer enfermiza, surgió el tipo de mujer leona, que no se aplicaba cremas de belleza ni daba cuidado a su aspecto. A mitad de siglo XIX la languidez persiste, pero las mejillas son levemente sonrosadas. Los polvos se dan en el escote, el cuello y la espalda, y el rostro debe tener apariencia de porcelana. Para hacerlo, se aplicaban la blanquette, pasta echa a base de polvos de arroz, talco y unas gotas de benjui. También empieza a generalizarse el uso de aceites orientales y de Khôl que sirve para oscurecer los ojos."

La Higiene

"(...)Un defensor del baño diario en esa época fue el príncipe regente, más tarde el rey Jorge IV, quien instaló un cuarto de baño en sus estancias de Brighton. La bañera, exclusiva para los hombres, se llenaba con una mezcla de agua caliente y leche con semillas de lino (linaza) para suavizar la piel. Con la llegada al trono de la reina Victoria, se extendió por todo el país el fervor por el baño. Sin embargo no había cremas para la piel o cosmética en la buena sociedad, donde tan sólo se calificaba de respetable un toque de agua de colonia. Al aire libre se protegía siempre el cutis con velos verdes (decían que el color blanco atraía los rayos del sol) y sombreros de alas anchas.

Los victorianos desaprobaban la vanidad pero consideraban el aseo como algo cercano a la santidad. El jabón estaba más al alcance de aquellos que se lo podían permitir, aún cuando no fue hasta mediados de siglo que se construyeron baños en el interior de las viviendas. Hasta entonces los baños se realizaban en una bañera de hojalata delante de la chimenea del salón. En este momento, ya el jabón se vendía en largas barras sin marcas que se cortaban en el mostrador de la tienda.

El primer jabón comercializado lo fabricó en 1884 un tendero de Lancashire llamado William Hesketh Lever. Tuvo la brillante idea de fabricar pastillas de jabón ya cortadas y las estampó con la marca Sunlight. La demanda superó la producción y, en 1888, William Lever compró una parcela en Mersey para ampliar su floreciente industria. Aunque hoy parezca obvio, la idea de Lever de dar un nombre a una pastilla de jabón para uso doméstico, envolverla de forma adecuada y venderla con entusiasmo, suponía un concepto de publicidad totalmente nuevo. A partir de esos humildes comienzos surgieron marcas famosas de jabones como Lux, Lifebuoy y Shield, y nació la poderosa multinacional de detergentes Lever Brothers que sigue siendo hoy una de las mayores proveedoras de jabón del mundo.

avatar
lolitachan

Femenino
Cantidad de envíos : 60
Edad : 38
Localización : santa tecla
Fecha de inscripción : 26/03/2009

Ver perfil de usuario http://www.flickr.com/photos/karinacamposanto/

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.