Ceremonia del té

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Ceremonia del té

Mensaje  Ruzu_princess el Sáb Abr 11, 2009 11:55 am

CEREMONIA DE TÉ JAPONÉS.


La ceremonia del te es la personificación de la filosofía tradicional japonesa. Vive el momento, aprecia tus alrededores, encuentra belleza, sé feliz en este momento porque nunca volverá es único y te pertenece ahora. Una vez que se vaya nunca regresara.
En los países orientales ya era algo típico la hora del té, pero el país que logró que el consumo de este se convirtiera en todo un arte, fue Japón.



Los budistas chinos introdujeron la bebida en el siglo IX. Logrando su popularidad por todo el país, primero como uso medicina y luego por placer. A principios del siglo IX, el autor chino Lu Yu escribió el Ch'a Ching (Clásico de té), un tratado sobre su cultivo y preparación. La vida de Lu Yu se encontraba fuertemente influenciada por el budismo, particularmente por la escuela Chan, que evolucionó al Zen en Japón, y sus ideas tuvieron gran importancia en el desarrollo de la ceremonia del té japonesa.

En el siglo XII, una nueva forma de té, matcha, se introdujo. Este era un polvo verde, extraído de la misma planta que el té negro, pero sin fermentar, fue usado en rituales religiosos de los monasterios budistas.

A partir del siglo XIV, el matcha se utilizó también en un juego que recibía el nombre de tocha. Se jugaba en las fiestas y consistía en servir a los invitados varios tipos distintos de té, procedentes de diversas regiones. Los jugadores entonces tenían que adivinar cuál de ellos era el que había sido cultivado en una determinada zona, famosa por la calidad de su té. Los que conseguían acertar recibían premios. A medida que aumentó la popularidad de este pasatiempo las plantaciones de té comenzaron a extenderse, sobre todo en el distrito de Uji, cerca de Kioto, en donde aún se produce el mejor té de Japón.

El juego del tocha se transformó poco a poco en una costumbre social más tranquila que practicaban las clases elevadas. Dejaron de repartirse premios y el objetivo de la ceremonia pasó a ser la creación de una atmósfera especial, en la que los participantes saboreaban el té al tiempo que admiraban pinturas y otras obras de arte chinas, que se exhibían en un shoin (estudio).

Para el siglo XIII, los samuráis comenzaron a preparar y beber match y debido a la influencia de los hábitos y formas rituales de estos guerreros, que eran entonces la clase dominante en el Japón, aparecieron ciertas reglas y procedimientos que contribuyeron a sentar las bases del chanoyu actual.



La ceremonia del té evolucionó a una "práctica transformativa" y comenzó a desarrollar su propia estética, en particular el wabi. Wabi (significando quietud o refinamiento.
Ikkyu, que revitalizó el Zen en el siglo XV, tuvo una profunda influencia en la ceremonia del té. Para el siglo XVI, el té se había extendido a todos los niveles de la sociedad japonesa. Sen no Rikyu, quizás la más conocida y respetada figura histórica en la ceremonia del té, introdujo el concepto de ichi-go ichi-e (literalmente, "un encuentro, una oportunidad"), una creencia de que cada encuentro debería ser atesorado ya que no podría volver a repetirse. Sus enseñanzas derivaron en el desarrollo de nuevas formas de arquitectura y jardines en Japón, las Bellas Artes, las artes aplicadas, y en el desarrollo completo del sado (doctrina o estudio del té) Los principios que asentó -Armonía (和 wa), respeto (敬 kei), pureza (清 sei) y tranquilidad (寂 jaku)- son, todavía, el centro de la ceremonia del té.

Existen dos tipos de ceremonias, una conocida con el nombre de Chanoyu, que quiere decir agua caliente para el té; suele ser una ceremonia individual del té. La costumbre del chanoyu, que consiste en servir y beber té verde, ha desempeñado un papel importante en la vida artística de los japoneses ya que, por sus características estéticas, implica la apreciación del recinto en que se celebra, del jardín adyacente al mismo, de los utensilios con que se prepara y se sirve el té y de la decoración, que consiste por lo general en una estampa colgada de la pared y un chabana o motivo floral especialmente concebido para esta ceremonia.



Grabado de Toshikata, de 1905, extraído de una serie sobre la ceremonia del té.

La otra se llama Cha-ji que trata de una ceremonia completa que incluye una moderada comida, té ligero (usucha) y té espeso (koicha ) puede durar aproximadamente 4 horas. Otra ceremonia Chakai (literalmente "cita del té") no incluye el kaiseki (la comida moderada).
Quien llegue a realizar la ceremonia debe estar familiarizado con la producción y los tipos de té, además del kimono, la caligrafía, el arreglo floral, la cerámica, incienso y un amplio abanico de otras disciplinas y artes tradicionales, además de las prácticas de la ceremonia en el colegio, el estudio de las mismas toma muchos años, a menudo una vida completa. Incluso para participar como invitado en una ceremonia del té formal se requieren conocimientos de los gestos y posturas adecuados y las frases que se esperan, la manera apropiada de tomar el té y los dulces y la conducta general en la sala del té.


LUGAR DE CEREMONIA


La ceremonia suele hacerse en una casa especialmente dedicada a ello, que recibe el nombre de sukiya. Consiste en una sala de ceremonias, propiamente dicha (cha-shitsu), una sala para los preparativos (mizu-ya) una sala de espera (yoritsuki) y un camino de acceso (roji) flanqueado por un jardín, que acaba en la puerta de la casa de té. Dicho edificio suele estar situado en una zona arbolada.


MATERIALES Y EQUIPO.


Los utensilios son el cha-wan (tetera), el cha-ire (recipiente para el té), el cha-sen (agitador especial de bambú) y la cha-shaku (cucharón de servir, de bambú).
Estos utensilios suelen ser valiosos objetos artísticos. Para las ropas, se prefieren los colores poco llamativos. Cuando se trata de ceremonias formales, los hombres llevan kimonos de seda de colores lisos, con los blasones de la familia y los tradicionales tabi (calcetines) blancos. Los invitados deben traer un pequeño abanico plegable y unas cuantas kaishi (servilletas de papel pequeñas), cada uno.



La ceremonia consiste en lo siguiente (experiencia de un viajero a Japón)
La anfitriona prepara el té siguiendo los pasos al pie de la letra, usa una tetera especial, quema el incienso más caro que puede adquirir, el aroma es exquisito, muestra los utensilios que usara y lo mueve todo en silencio y con rituales.
Mientras tanto los participantes meditan, piensan en lo que quieran, observando alrededor y concentrarse en lo que la anfitriona esta haciendo.

Cuando el té esta listo la anfitriona pasa la taza (estilo mate argentino una misma taza para todos). Antes de tomar hay que observar la taza, admirar su forma, colores y decoraciones, generalmente estas tazas (en realidad es un tazón) son muy caras porque son hechas a mano y consideradas obras de arte. Al terminar de observar la taza se toma un sorbo, la bebida no es agradable es casi una pasta. Después se limpia la sección de donde se tomó para pasarlo a la siguiente persona.

Cuando el ritual acaba se puede disfrutar de té verdadero y dulces japoneses.
Leí que lastimosamente algunos japoneses no le toman importancia, especialmente algunos jóvenes que consideran esta ceremonia como algo pasado y para intelectuales, algunos ni siquiera la han experimentado Muchos japoneses han perdido el alma de Japón.


Fuentes en las que me base

Wikipedia.
http://www.mistralbonsai.com/esp/free/articulos/2007/te/te2.htm

Links de interés:

http://perso.wanadoo.es/nutribiota/TE.html
http://www.zonadiet.com/bebidas/te.htm
avatar
Ruzu_princess

Femenino
Cantidad de envíos : 66
Edad : 33
Localización : in wonderland
Fecha de inscripción : 17/02/2009

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.